Vivienda digna para todos



El problema de vivienda es enorme en Córdoba: 260 mil hogares presentan déficit habitacional, viven en condiciones de extrema precariedad, cohabitan o están hacinados. Mientras tanto hay más de 250.000 viviendas ociosas, destinadas a la especulación inmobiliaria. El 42% de las familias cordobesas no es propietario de la casa en la que vive y construir es cada vez más caro: hacen falta 160 salarios mínimos, para acceder a una casa de 100 m2.

 

Entre 2001 y 2010 los asentamientos crecieron un 62%. Y en los últimos años, 10.000 familias fueron desplazadas a la periferia de las ciudades por pedido de los desarrollistas inmobiliarios. Actualmente, 28.000 familias viven en villas, 22.000 de ellas en la Capital.

 

Además, 3 de cada 10 cordobeses alquila y el alquiler se lleva la mitad del salario.

 

El gobierno hace grandes anuncios en campaña como ahora, pero hace 20 años que gobierna y no avanzó en nada de lo prometido.

 

Cada vez que hubo conflicto, la respuesta fue la judicialización y el desalojo, como fue el caso de las familias de Juárez Celman.

 

Para terminar con la situación de casas sin gente y  gente sin casas, proponemos:

 

 

  • 1- Créditos del Banco de Córdoba a tasa cero para acceder a la primera vivienda.
  • 2- Ley de alquiler social con garantía estatal gratuita.
  • 3- Creación de un instituto provincial de la vivienda bajo control social.
  • 4- Asesoramiento y protección de los derechos de los inquilinos.
  • 5- Escritura para los poseedores y ley de uso social de la tierra.
  • 6- Basta de estigmatización. Para las villas, urbanización.
  • 7- Estatización de la empresa de agua y gas para garantizar el acceso.
  • 8- Fuertes impuestos a las 250.000 viviendas ociosas.
  • 9- Plan estatal de construcción de viviendas.
  • 10- Sanción a la especulación y al acaparamiento de viviendas