Basta de casas sin gente y gente sin casas

El problema de vivienda es enorme en todo el país. En Córdoba: Mientras más de 200.000 familias sufren déficit habitacional, hay 250.000 viviendas desocupadas. El 42% de las familias cordobesas no es propietario de la casa en la que vive y construir es cada vez más caro: hacen falta 100 salarios promedio, para acceder a una casa de 100 m2. La tierra es vista como un negocio y no como un derecho. El gobierno hizo grandes anuncios, pero no avanzó en nada de lo prometido. Cada vez que hubo conflicto, la respuesta fue la judicialización. Para terminar con las casas sin gente y la gente sin casas, proponemos:

1- Créditos del Banco Nación a tasa cero para acceder a la primera vivienda.
2- Ley de alquiler social con garantía estatal gratuita.
3- Creación de un instituto nacional de la vivienda bajo control social.
4- Asesoramiento y protección de los derechos de los inquilinos.
5- Escritura para los poseedores y ley de uso social de la tierra.
6- Basta de estigmatización. Para las villas, urbanización.
7- Estatización de las empresas que manejan los servicios públicos (gas, agua, etc) para garantizar el acceso universal.
8- Fuertes impuestos a las viviendas ociosas.
9- Plan estatal de construcción de viviendas.
10- Sanción a la especulación y al acaparamiento de viviendas.