Educación



En Córdoba al sistema educativo se lo sufre. Estudiantes, padres y docentes, padecen las condiciones de enseñanza. El lamentable estado edilicio de los colegios, genera suspensiones periódicas del dictado de clases. No se trata de un problema de escasez de fondos, sino simplemente de desidia planificada. Con los $605 millones que el gobierno gastó en un año de publicidad se podrían haber construido 1500 aulas.

 

Córdoba es la provincia que más invierte en educación privada del país y a su vez es de las que menos invierte en la pública. 12 mil millones de pesos se destinarán este año a las escuelas privadas.

 

De esta manera la escuela privada gana terreno frente a la pública que se deteriora cada día más. Están transformando la educación de calidad, pilar de la igualdad de oportunidades, en un privilegio del que puede pagarlo.

 

Para que la educación no sea un privilegio de unos pocos, sino un derecho para todos, proponemos:

 

  • 1- Eliminar los subsidios a la educación privada y destinar esos fondos a la escuela pública. Absorbiendo desde el Estado a los docentes y cursos de los establecimientos que no quieran o no puedan continuar su actividad.
  • 2- Triplicar el presupuesto educativo y crear mecanismos participativos para el establecimiento de prioridades, asignación de partidas y control de su efectiva ejecución.
  • 3- Por mejores condiciones para enseñar y aprender: construir nuevas escuelas y establecer un plan de refacción y acondicionamiento de edificios. Proveer de equipamiento, calefacción y otros insumos básicos a las escuelas.
  • 4- Salario básico para los trabajadores de la educación igual a la canasta familiar y que sea indexado por ley, para poder trabajar en un solo cargo o su equivalente en horas cátedras.
  • 5- Jubilación docente con 25 años de servicios, independientemente de la edad, teniendo en cuenta la exigencia y desgaste de la tarea y priorizando la salud del trabajador.
  • 6- Crear más cargos docentes y gabinetes psicopedagógicos, para un acompañamiento real y más personalizado de los alumnos. Valorizar el cargo de coordinador de curso, con aumento de salario y titularización.
  • 7- No al cierre de cursos. Jerarquizar la modalidad de adultos, ya que constituye una importante oportunidad de terminar los estudios secundarios para aquellos que trabajan.
  • 8- Derogar la ley 9870, suspender el nuevo régimen académico inconsulto y realizar un Congreso Provincial en el cual la comunidad educativa debata democráticamente un proyecto pedagógico basado en una educación igualitaria, laica, científica y de calidad.
  • 9- Educación con perspectiva de género, que combata al sexismo, machismo y la heteronorma. Programas provinciales que refuercen y efectivicen la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas.
  • 10- Basta de mercantilización de la formación. Por un plan provincial de capacitación docente a cargo del Estado.