Hoy al sistema educativo se lo sufre. Estudiantes, padres y docentes, padecen las condiciones de enseñanza. No se trata de un problema de escasez de fondos, sino simplemente de desidia planificada. Mientras Macri habla despectivamente de quienes “caen en la escuela pública”, siguen creciendo los subsidios a la educación privada. De esta manera, están transformando la educación de calidad -pilar de la igualdad de oportunidades-, en un derecho del que puede pagarlo. Para que la educación no sea un privilegio de unos pocos, sino un derecho para todos, proponemos:

1. No al Plan Maestr@ de Macri. Congreso pedagógico con la participación de toda la comunidad educativa para debatir democráticamente un proyecto pedagógico basado en una educación igualitaria, laica y de calidad. Renacionalización del sistema educativo y evaluación social de políticas educativas.
2. Eliminar los subsidios a la educación privada y destinar esos fondos a la escuela pública.
Absorbiendo desde el Estado a los docentes y cursos de los establecimientos que no quieran o no puedan continuar su actividad.
3. Triplicar el presupuesto educativo y crear mecanismos participativos para el establecimiento de prioridades, asignación de partidas y control de su efectiva ejecución.
4. Por mejores condiciones para enseñar y aprender: construir nuevas escuelas y establecer un plan de refacción y acondicionamiento de edificios. Proveer de equipamiento, calefacción y otros insumos básicos a las escuelas.
5. Salario básico para los trabajadores de la educación igual a la canasta familiar y que sea indexado por ley, para poder trabajar en un solo cargo o su equivalente en horas cátedras. Paritaria nacional para discutir condiciones laborales en las escuelas.
6. Jubilación docente con 25 años de servicios, independientemente de la edad, teniendo en cuenta la exigencia y desgaste de la tarea y priorizando la salud del trabajador.
7. Crear más cargos docentes y gabinetes psicopedagógicos, para un acompañamiento real y más personalizado de los alumnos. Valorizar el cargo de coordinador de curso, con aumento de salario y titularización.
8. No al cierre de cursos. Jerarquizar la modalidad de adultos, ya que constituye una importante oportunidad de terminar los estudios secundarios para aquellos que trabajan.
9. Basta de mercantilización de la formación. Por un plan nacional de capacitación docente a cargo del Estado, en servicio y permanente.
10. Autonomía y co-gobierno con mayoría estudiantil de las Universidades Nacionales.
11. Por una izquierda pedagógica que pelee por una educación al servicio de los sectores populares.