El acceso a la cultura y la posibilidad de hacer arte es un derecho de todos y todas. Ddurante décadas nos han impuesto un modelo cultural destinado al puñado de privilegiados que pueden pagarlo. Mientras el arte y la cultura popular agonizan por la ausencia de ayuda y estímulo estatal, se han inaugurado obras faraónicas a las que la mayoría de los ciudadanos no puede acceder. El estado administra los fondos y las políticas culturales de forma cerrada e ineficiente. Para fortalecer la cultura popular, proponemos:

1- Por una cultura democrática e independiente del gobierno.
2- Que los vecinos y artistas definan las políticas artísticas y culturales y controlen los fondos destinados.
3- Incentivar las producciones culturales y artísticas independientes, garantizando que los trabajadores cobren en tiempo y forma y cuenten con estabilidad laboral.
4- Basta de promesas incumplidas. Inmediato rescate cultural de los espacios abandonados como el Teatro Comedia.
5- Abrir Centros Culturales gratuitos en cada una de las ciudades de las provincias.
6- Educación artística, para la libertad y la creatividad. Planes educativos donde se revalorice el arte y la cultura.
7- Aumentar el presupuesto a las bibliotecas públicas y democratizarlas, para que vuelvan a ser el corazón cultural de los barrios.
8- Plan de apoyo financiero a las producciones artísticas locales.
9- Defensa del cine nacional y el INCAA, su autarquía y el Fondo de Fomento Cinematográfico.
10- Verdadera democratización del sistema de medios, no al monopolio de la producción del papel y promoción efectiva de medios comunitarios y alternativos.