Córdoba Laica



La Iglesia históricamente se ha opuesto a todo avance en materia de derechos. Su papel ha sido disciplinador y cómplice de las peores atrocidades vividas en nuestro país.

En su seno apañan a curas violadores y hacia afuera, pretenden obligar a niñas violadas a parir. Y encima, hacen todo esto con fondos públicos. Por eso es urgente separar a la Iglesia del Estado y a los curas de les niñes.

 

1-Eliminar los $10 mil millones con los que el Estado Provincial subsidia las escuelas confesionales.

 

2-Anular todas las exenciones impositivas a la Iglesia.

 

3-Prohibir por ley a los clérigos estar a solas con menores de edad.

 

4-Conformar una comisión investigadora independiente integrada por víctimas de abusos y de organizaciones que defiendan los derechos de género para llegar al fondo de la verdad sobre los casos de abuso.

 

5- Eliminar los símbolos religiosos de los establecimientos públicos.