Preguntas Frecuentes

Empezá a conocernos

 

1- ¿De dónde viene el MST? ¿Sólo existe en Córdoba?
El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) es un partido de izquierda. Pertenecemos a la corriente política fundada por Nahuel Moreno en 1944. Nos definimos como anticapitalistas, ecosocialistas y feministas. Somos una organización que defiende los intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Rechazamos el saqueo y destrucción de nuestros recursos naturales y proponemos un modelo económico-social que defienda la naturaleza y la vida por sobre todas las cosas. Nos inscribimos dentro del pensamiento marxista y reivindicamos a referentes como Lenin y Trotsky a nivel internacional.
Integramos un partido nacional con presencia en 20 provincias del país. También participamos de una coordinación internacional con organizaciones como Marea Socialista (Venezuela), MES-PSOL (Brasil), La Commune (Francia) y otros espacios y referentes de Latinoamérica y Europa.

 

2- ¿Por qué proponen una nueva izquierda?
Cuando se dieron los sucesos del 2001, la izquierda tuvo una gran oportunidad, pero no pudo aprovecharla por tener importantes limitaciones en su manera de ver la realidad y de verse a sí misma. Se han desarrollado a su interior formas dogmáticas y cerradas de razonamiento. Se repiten los referentes que defienden el pensamiento único y consideran como primer problema a las demás organizaciones de izquierda. Cualquier debate termina en fuertes polémicas y hasta descalificaciones de la otra posición. Es muy difícil unirse de manera duradera.
Pensamos que hace falta plantearse un cambio cultural dentro de la propia izquierda. Que permita trabajar junto a quien no piensa exactamente como nosotros, aprovechando sus puntos de vista para desarrollar juntos la nueva sociedad que queremos. Cuestiones como la defensa ambiental, por ejemplo, deben ser tomadas con mayor prioridad. Lo mismo con aquellas demandas relacionadas al tipo de democracia que tenemos, la exigencia de consultas populares, revocatorias de mandatos, terminar con los privilegios de los políticos, la defensa de los espacios públicos, el derecho a la ciudad.
Esto no implica abandonar los históricos reclamos de los trabajadores y el pueblo, sino incorporar los nuevos problemas de la actualidad para enriquecer nuestra propuesta, y confluir con quienes vienen peleando hace tiempo por ellas.
Nuestro partido apuesta a esa renovación político-cultural de la izquierda, para que abandone su rol testimonial (sólo criticar el orden existente) y se construya pensando en ser opción de gobierno, para poder encarar los cambios que amplios sectores de la sociedad vienen reclamando.

 

3- ¿Por qué la izquierda está dividida?
Entre las distintas organizaciones de izquierda existen debates políticos e ideológicos. Sin embargo, el MST opina que se podría trabajar en común a pesar de esas diferencias. Más aún, pensamos que las diferencias deberían enriquecer el debate entre quienes buscamos un cambio social y otra forma de hacer política. Por eso, a lo largo de nuestra historia hemos participado de distintos frentes con sectores con los que compartíamos algunas cosas y otras no. En el caso de Córdoba, “Unidad Popular” e “Izquierda Unida” son los más conocidos.
Lamentablemente, otros sectores como el FIT no están de acuerdo en hacer una mayor unidad. Aunque hicimos muchos llamados públicos los han rechazado.

Sin embargo, este año se logró un gran avance. Conformamos Izquierda al Frente, la unidad del MST y el Nuevo MAS. Con este paso adelante apostamos a fortalecer la propuesta de una mayor unidad.

 

 

4- Ustedes proponen hacer una coalición de la izquierda. ¿Cómo sería eso?
En nuestro país, hay distintas corrientes de izquierda. Trotskistas, comunistas, izquierda peronista, etc. Sumadas cuentan con miles de adherentes en Córdoba y el resto del país. Naturalmente, no pensamos igual en todo. Por eso construimos diferentes partidos. Pero muchísimas veces compartimos programas y propuestas. Los 24 de marzo, cada vez que hay reclamos gremiales, contra la violencia de género, etc. Esos mismos puntos que compartimos podrían constituir un programa para hacer una coalición de todas las izquierdas.
Además, debería tener mecanismos democráticos para poder procesar los debates existentes de manera constructiva. Por eso propusimos utilizar las PASO (internas abiertas) para que sea la gente la que defina los candidatos y se logren listas de unidad.
Estamos convencidos de que esa gran unidad daría un impulso enorme a las luchas sociales y a los procesos de organización social y territorial, que miles se sumarían a fortalecer una herramienta con esas características.

 

 

5- ¿Por qué estuvieron en el Frente Cívico y en Proyecto Sur?
Definimos participar de espacios más amplios como el Movimiento Proyecto Sur o el Frente Cívico porque coincidíamos con algunas definiciones programáticas importantes (defensa de los recursos naturales y de la independencia del país en el caso de Proyecto Sur; rechazo al bipartidismo en el caso del Frente Cívico). Sabíamos que no eran de izquierda, por eso mantuvimos nuestra identidad y apostamos a conformar fuertes “alas de izquierda”, donde confluyéramos distintas tradiciones políticas que coincidiéramos con la necesidad de ir por una transformación profunda en la provincia en el país. Cuando Luis Juez y Pino Solanas definieron abandonar esas propuestas y aliarse con la vieja política, nos retiramos y seguimos construyendo nuestro proyecto, como siempre.
No renegamos de esas experiencias. Seguimos creyendo que la izquierda debe abrirse a ser parte de espacios más amplios cuando éstos tengan planteos apuntando a la transformación política y social. Siempre con independencia y autonomía. Pero, sin temor, apostando a que pueda ser la posibilidad de iniciar un cambio profundo en favor de las grandes mayorías populares.

 

 

6- ¿Qué opinan de Cuba y Venezuela? ¿Están con el Che? ¿Son chavistas?
Si bien son dos procesos históricos que ocurrieron en momentos diferentes, nuestra corriente se ha ubicado frente a ellos tomando dos definiciones primarias. Reivindicando en ambos países los cambios políticos, económicos y sociales conquistados por sus pueblos, por un lado. Manteniendo una posición autónoma y crítica respecto de quienes encabezaron estos procesos políticos, señalando las limitaciones de sus propuestas y/o presentando opiniones alternativas, por el otro.
Así podemos decir que reivindicamos la figura del Che por su entrega a la causa revolucionaria, su convicción para dejarlo todo por esa lucha y su planteo de que el cambio social es una batalla internacional que no debe encerrarse en las fronteras de ningún país. Pero no compartimos el método foquista-guerrillero como forma de organizar la movilización y lucha popular.
En el caso de Chávez, aunque no llevó adelante una revolución como la cubana, respetamos su ubicación como líder del proceso bolivariano que se desarrolló en Venezuela, con sus medidas para recuperar el petróleo de las multinacionales, las asambleas constituyentes para reorganizar el país. Pero no estamos de acuerdo con la resistencia a la crítica, la poca participación de los movimientos sociales y de trabajadores en la toma de decisiones claves para el país, entre otros aspectos.

En la actualidad, tanto Raúl Castro como Nicolás Maduro, encabezan gobiernos que se mueven en sentido opuesto al que originó el comienzo de estos procesos. El primero, promoviendo la apertura de la economía para que sea devorada por las corporaciones empresarias. El segundo sofocando la crítica, pactando con las grandes empresas derechistas y desmontando una a una las conquistas logradas por los trabajadores y el pueblo venezolano, por eso enfrentamos su política.

En ambos casos, somos muy críticos con el rumbo elegido, ya que es absolutamente funcional al poder económico concentrado y sólo traerá miseria y dolor a estos pueblos hermanos.

 

 

7- ¿Qué opinan del kirchnerismo?
Actualmente se pretende reducir cualquier debate al antikirchnerismo o al kirchnerismo fanático. No compartimos esta visión de la realidad.

El kirchnerismo gobernó el país por 12 años. En ese tiempo tuvo recursos y apoyo social como para encarar grandes transformaciones. Se definió por no tocar las bases de los modelos anteriores. Eligió convivir y colaborar con Monsanto, Barrick Gold y Chevron. También con lo peor del PJ y la burocracia sindical. Y nombrar al represor Milani al frente del Ejército. Es esta visión posibilista, de no cambiar de raíz las cosas, lo que lo llevó (y lo lleva hoy) a los diputados y senadores kirchneristas a facilitarle la aprobación de las peores leyes a Macri, a pesar de criticarlo por los medios y las redes sociales.

El discurso y algunas medidas generaron expectativas en sectores progresistas y de izquierda. Las respetamos.

Pero pensamos que para enfrentar con éxito las políticas neoliberales y retomar el camino de San Martín y Bolívar, hace falta romper con todo lo viejo y poner en pie proyectos que se animen y sólo tengan compromiso con los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Pero los dirigentes del kirchnerismo no quieren hacer eso.

 

 

8- ¿Por qué votaron en blanco cuando fue el ballotage presidencial?

Las elecciones son una oportunidad para posicionarse y darle apoyo a los proyectos y personas que representan nuestros intereses e ideales de país, provincia o ciudad que tenemos. Elegir a tal o cual candidato por rechazo al otro o por creerlo menos malo es lo que nos ha traído hasta acá, teniendo en los lugares de decisión a personas que no nos representan y que sólo piensan en sus propios intereses. Esta teoría del mal menor fue lo que le hizo ganar elecciones a personajes nefastos como Menem y De la Rúa.

Mauricio Macri es un representante del poder económico concentrado, va a gobernar para ese sector como lo hizo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Daniel Scioli gobernó la provincia más grande del país favoreciendo a las grandes corporaciones del agronegocio, empresariales y financieras, en desmedro de los docentes, médicos, jubilados, etc. El modelo de ajuste salvaje que aplica el kirchnerismo en provincias como Santa Cruz parece calcado del plan de Macri. Ninguno de los dos tiene nada que ver con lo que el MST y toda la izquierda han venido proponiendo hasta hoy. Por eso pensamos que era un error darles el apoyo. Y no es una excepción. Por ejemplo ese mismo año, en el ballotage para Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el kirchnerismo llamó a votar en blanco, igual que toda la izquierda, porque no compartían las propuestas de ninguno de los dos candidatos.

 

 

9- ¿Su modelo de socialismo es como la Unión Soviética?
No. El proceso positivo que encabezaron Lenin y Trotsky en Rusia fue deformado por el gobierno que encabezó Stalin. Los trabajadores perdieron protagonismo y una casta comenzó a manejar el país a su antojo. Se persiguió y asesinó a miles y miles de opositores, artistas e intelectuales críticos. Se traicionaron valiosas causas con el argumento de que “era conveniente para la Unión Soviética” y finalmente se intentó reconstruir el capitalismo.
No tenemos nada que ver con ese modelo totalitario. Ni siquiera lo consideramos socialismo.
Tampoco creemos que deba instaurarse un régimen de partido único, con dirigentes que se eternizan en los gobiernos.

Pensamos que estas prácticas nefastas son utilizadas por la prensa y los gobiernos capitalistas para confundir a los pueblos y tratar de evitar que siga creciendo la izquierda.

Naturalmente rechazamos la campaña mentirosa del imperialismo norteamericano de que “el socialismo fracasó”, pero vimos como un paso positivo que los pueblos se movilizaran para tirar abajo el muro de Berlín y a las dictaduras de los países del este.
El socialismo tiene que ser más democrático que todas las demás sociedades. Los pueblos deben gobernar efectivamente, manejando los distintos aspectos de la vida social y económica, controlando las instituciones y a los funcionarios, pudiendo removerlos cuando sea necesario sin mayores trabas.
El socialismo que proponemos incluye un régimen de amplia democracia obrera y popular.

 

 

10- ¿Qué significa ser trotskista?
El MST es una organización trotskista. Quienes adherimos a esta corriente de ideas reivindicamos los principales postulados de León Trotsky, que junto a Lenin encabezaron la Revolución Rusa de 1917, primera experiencia de socialismo en la historia. Cuando esta revolución se fue burocratizando, Trotsky luchó duramente contra las concepciones antidemocráticas que se instalaron en el gobierno soviético. Batalló por un socialismo con democracia, donde quienes tomen las decisiones sean realmente los trabajadores y el pueblo, no los gobernantes o dirigentes. Insistió con que la lucha contra la explotación capitalista debía darse en todos los países, apoyándose entre los pueblo del mundo. Propuso una revolución permanente, donde la sociedad está en constante transformación, reemplazando las instituciones cerradas y corruptas por otras nuevas que va creando el pueblo con su participación y movilización; donde las demandas democráticas y los derechos económicos se unen a la batalla por un cambio social de raíz.
Más allá de las lógicas diferencias históricas, pensamos que muchas de las conclusiones que él sacó son válidas para la actualidad, ya que vivimos bajo un capitalismo decadente que está llevando el mundo al desastre.

 

 

11- ¿Cómo se organizan? ¿Hay cursos y talleres de formación política? ¿Cómo hacer para participar?
Nuestro partido se organiza en los lugares de trabajo, estudio y en los barrios de cada localidad. Tenemos reuniones para intercambiar propuestas y organizar distintas actividades. Los dirigentes y coordinadores de los distintos espacios son elegidos por la militancia, no puestos a dedo. Para garantizar la libertad de opinión y acción, nos autofinanciamos con el aporte de militantes, simpatizantes y amigos. No tenemos, ni queremos tener ayuda de empresas.
Le damos mucha importancia a la formación política de la militancia. Hacemos cursos, rondas de debate, talleres y otras actividades de formación. También encuentros y campamentos para intercambiar experiencias con compañeros de otros lugares del país y de otros países.
Para participar podés acercarte a los locales que figuran en la página o contactarte con nosotros por teléfono, mail o facebook, así conocés las actividades que venimos haciendo, traes tus ideas y ponemos manos a la obra!

 

 

 

Acercate, sumá tu aporte.