Nací en la ciudad de Córdoba en 1982, en plena guerra de Malvinas. Soy hija de una trabajadora social y un ingeniero. Mis abuelos vivieron toda su vida en el campo y el resto de mis familiares son de La Carlota.

Estoy en pareja hace varios años; aún no tengo hijos, pero sí cuatro sobrinos hermosos. Me recibí de Licenciada en Comunicación Social y mientras estudiaba en la UNC, empecé mi militancia estudiantil, primero en la agrupación Rodolfo Walsh y más tarde en el MST Nueva Izquierda, en las vísperas de las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001. Más tarde mis compañeros me eligieron como presidenta del Centro de estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Información y consejera estudiantil en reiteradas oportunidades de la ECI primero y de la Facultad de Derecho, después.

Hace 7 años que soy docente de educación secundaria en dos escuelas, trabajo con adolescentes de 14 a 17 años. También fui docente en la universidad. Este año me entregaron mi segundo título, el de Profesora Universitaria en Comunicación Social. Trabajo como docente desde hace 7 años y peleo permanentemente por mejorar la situación de la educación pública y las condiciones de trabajo en las escuelas. Por eso también soy delegada escolar de los dos colegios donde trabajo y referente de la oposición a la burocracia de la lista celeste, que conduce la UEPC hace 32 años.

Además formo parte de la conducción provincial de la CTA.

Construyo día a día esta nueva izquierda, porque no me resigno. No soporto las injusticias y estoy convencida de que podemos terminar con ellas. Es incomprensible que el 99% deba vivir en malas condiciones, para que el 1% viva en la abundancia. Todavía nadie ha logrado convencerme de que las cosas no se pueden cambiar. Tengo las ganas intactas y ver como este proyecto crece día a día, me llena de ilusión.



"Trabajo como docente desde hace 7 años y peleo permanentemente por mejorar la situación de la educación pública..."